El cerro de las tres cruces: deporte y naturaleza

Tres cruces

El Cerro de las Tres Cruces es uno de los cerros tutelares de la ciudad de Medellín. El cerro antes era propiedad privada, pero gracias a la adquisición paulatina de lotes ubicados en este sector por parte de la alcaldía, ahora es público y está en proceso de convertirse en un parque ambiental.

El cerro, también llamado Morro Pelón, inicia a una altura de los 1600 m. hasta los 1935 m.s.n.m., es decir con más de 300 m entre base y cima. Al cerro ascienden diariamente gran cantidad de población de la ciudad para la práctica deportiva saludable y recreativa.

El Cerro está ubicado dentro del corregimiento Altavista, al suroccidente de la ciudad de Medellín. Tiene dos accesos principales: el primero desde el Altavista por la carretera destapada, y el segundo desde el Barrio Loma de los Bernal, en Belén.

También le puede interesar: La magia de la Cascada El Caney en Cisneros

Para llegar a su sima el recorrido es de aproximadamente 30 minutos. Se recomienda llevar ropa deportiva e hidratación.

El cerro de las Tres Cruces hace parte de los llamados cerros tutelares de Medellín. Esta red de accidentes geográficos a lo largo del Valle del Aburrá que posee un importante valor histórico, arqueológico, ecológico y turístico.

Según el Plan de Manejo Ambiental del Cerro, publicado en el 2009, esta colina se formó “al principio de la incisión final (hundimiento) del Valle de Aburrá hace unos dos millones de años”.

En un estudio reciente se pudo establecer que en el cerro hay más de 95 especies de vida silvestre. 83 tipos de aves, 2 reptiles, 4 anfibios y 6 mamíferos. Se pueden avistar en el cerro desde pájaros carpinteros hasta zorros y armadillos. Este cerro funge como una de los principales pulmones de la ciudad y como sitio de conservación de especies animales.

Deja una respuesta