¿Por qué nos gusta tanto llevar Carriel?

Es una de las más bellas artesanías colombianas con mas de 100 años de historia. El carriel es un tipo de bolsa o uso monedero de cuero masculino en la región paisa desde la época colonial. Es una prenda distintiva del Sr. Antioquia, los condados paisas totalmente exclusivos. Es ampliamente utilizado para la supervivencia de las portadoras, y una de sus características es que por lo general tiene numerosos bolsillos y compartimentos, algunos de los llamados “secretos”. El carriel era de uso muy popular cuando Antioquia era una región principalmente agrícola, pero la urbanización nacional hizo que el carriel fuera relegado a la estancia campesina. Sin embargo, a lo largo de los años adquirió un fuerte sentido de pertenencia, simbólico – cultural en la región paisa.

Etimología

Es claro el origen etimológico de la palabra carriel. Puede provenir de varias fuentes: francés Cartier, que significa mano, o también por la evolución lingüística de la expresión Inglés Carry All (carga total). Otra posibilidad es que el carriel expresión tenía un origen hebreo, es decir, que era un hebraísmo. La terminación “El” (Dios), es típica en el idioma hebreo, como por ejemplo los nombres de Rafa-El, Gabri-El, Migu-El, etc. Podría surgir hebreizados entonces los conceptos de “carga”, Carr-I-El, “o llevar carga” o Guarn-I-El (guarniel), “guardar”, el último término se utiliza indistintamente para referirse a esta prenda de Antioquia.

Composición del Carriel

La apariencia, el frente, la tapa, o la “fachada” del carriel paisa que se observa a primera vista está confeccionada con piel de animal sin pelar. En un auténtico carriel paisa son imprescindibles los pelos o la pelambre de la piel, por demás muy bien peinados, y las imitaciones de carriel carentes de pelambre no tienen sentido con relación a la prenda típica original antioqueña.

En los carrieles antioqueños originales la piel y la pelambre de la fachada solían ser de nutria o tigrillo; también, en alguna época se utilizaron fachadas de león (puma), tigre y (jaguar). Sin embargo últimamente, por razones ecológicas para la preservación de las especies animales salvajes, las fachadas del carriel se están elaborando con piel deternero, la cual conserva la presentación fundamental de la prenda sin necesidad de cazar fauna salvaje para la fabricación del carriel.

La bolsa, o carriel propiamente dicho, pende desde el hombro izquierdo mediante una reata, o correa, de unos cuatro centímetros de ancha, fabricada en cuero delgado y recubierta necesariamente con un distintivo charol. En los carrieles finos, las correas de colgadura van adornadas con ojaletes y chapas metálicas, y con dibujos elaborados con hilos de colores, usualmente verdes, amarillos y rojos.

También le puede interesar: El fiambre montañero: otra rica tradición

EL CARRIEL
Regio carriel Jericoano

archivo de mucha gloria,
en mi suelo Colombiano
eres emblema de historia
Modelando tu hermosura
te ha perpetuado mi casta,
con la artesanal costura
amarrada entre tu basta
¡¡Oh¡¡ mi guarniel compañero
tu presencia es siempre grata,
sobre mis hombros te quiero
pendiente de linda riata.
En los bolsillos de adentro
guardas cosas amorosas,
libretas con pensamientos
cartas postales preciosas.
Medallitas milagrosas
un par de espuelas galleras,
con la barbera famosa
guardando la varraquera.
La aguja de arria afilada
monicongos endiablados
el pañuelo de la amada
con el viejo para de dados.
El mechero y los tabacos
la totuma aguardientera,
donde han bedido verracos
en la fonda montañera
Entre las cosas bonitas
parecen mostrar un cielo
anudado con cinticas
un cadejito de pelo.
La piel de nutria en tu tapa
te hace ver más señorial
fuiste regalo del Papa
en su vista papal.
También el Santo Rosario
con la novena piadosa
parecen tener Santuario
entre tus cosas hermosas.
En ti cupo el juramento
de la promesa sagrada
cuando hubo algún momento
de fortuna negociada.
Mis mayores te portaron
con amor y con empeño.
sobre el alma me colgaron
el gran carriel antioqueño.

Eladio Pizarro (“Elápiz”)

Nota: Genero, regresivo

Puede leerse de adelante para atrás y de atrás para adelante.

Fuente:
http://www.hechoenjerico.com/

Deja un comentario