Historia de la Feria de Las Flores

Historia Feria

La primera Fiesta de las Flores se celebró en mayo de 1957, allí comenzó la historia. Desde ese momento apareció también el Desfile de Silleteros.

Don Arturo Uribe Arango, miembro por aquella época de la Junta de la Oficina de Fomento y Turismo, se le ocurrió invitar a Medellín a un grupo de silleteros de Santa Elena, para que participaran en un desfile, que tenía como fin mostrar la belleza de las flores y entretener a la comunidad, tarea que ellos realizaban silenciosamente cuando bajaban a la Capital de la eterna primavera a vender sus flores a los habitantes o para adornar los altares de las iglesias.

A la cita acudieron 40 silleteros que se concentraron en el Parque Bolívar, con tan buena aceptación de la sociedad, que un grupo de ciudadanos propuso que los campesinos se organizaran para que realizaran un desfile más vistoso, que se cumpliera por las principales vías de la Bella Villa, con lo que se daba inicio a lo que hoy conocemos como Desfile de Silleteros.

Ésta duró cinco días y fue algo incipiente porque careció del brillo de la actual. Sin embargo, con casetas en varios sitios de la ciudad y con fiestas privadas en los clubes sociales, los antioqueños disfrutaron de la magia de las flores.

En la programación de aquel entonces se incluyó una exposición de flores en el Atrio de la Catedral Metropolitana, organizada por el Club de Jardinería de Medellín y Monseñor Tulio Botero.

Con el paso del tiempo, la Feria fue tomando fuerza hasta convertirse, en uno de los festejos más importantes de la ciudad y de mucho prestigio en el exterior. Esta actividad, que inicialmente se celebró en mayo, se festejó a partir de 1958 en agosto, mes de la independencia antioqueña y desde entonces no ha dejado de vestir, con variedad de colores, las calles de la ciudad.

Además se incorporaron otros eventos que le dieron protagonismo como el Reinado de las flores, La cabalgata, Guinness Récord en 1996 y 1999, el Desfile de autos clásicos y antiguos, la Exposición de Orquídeas, pájaros y flores, los tablados en diferentes lugares de la ciudad y las Fondas de mi pueblo.

A partir de 1958 el Desfile logra una mayor cobertura de los medios de comunicación y el recorrido, que contó en aquella ocasión con 100 participantes, tomó su punto de partida del Teatro Pablo Tobón Uribe, desplazándose luego por la Avenida La Playa para cruzar la carrera Junín hasta llegar a su destino final en el céntrico Parque Bolívar.

Desde el año 2004 la Feria, por primera vez, reemplazó el Reinado de las Flores por un concurso de talentos que, en vez de premiar la belleza, busca resaltar el trabajo de aquellas mujeres que por medio del deporte, las artes o el trabajo comunitario, se han destacado en los barrios de la ciudad.

Actualidad

En la actualidad durante la feria se pueden disfrutar de los siguientes eventos para todos los gustos y a todas horas del día, entre ellas están: Desfile de silleteros y Silleteritos, Feria de Antigüedades, Feria equina, Festival de bandas, Reinado de las flores, Exposición de Orquídeas, pájaros y flores, Tablados de música popular, Trovadores, Cabalgata de las Flores, Desfile autos clásicos, tablados de música tropical y Fondas Montañeras y el Concurso Talento de Mujeres.

“Cuando pasan los silleteros es Antioquia la que pasa”, se dice con frecuencia cuando vemos a estos paisas echarse sus silletas, que pesan hasta 70 kilos, al hombro, en una tradición que va de generación en generación, pues para ellos es un orgullo estar allí mostrando la grandeza de ser un “antioqueño de pura cepa”.

Las Silletas Para mayor comodidad, tanto para el que desplazaba la mercancía, como para quienes se acercaban a comprarla, los campesinos se idearon las silletas, construidas en madera con un espaldar y dos agarraderas que permiten colgarlas a los hombros, como un elemento que les facilitaba cargar grandes cantidades de flores con un menor desgaste físico, objeto que ya en la época de la colonia se habían utilizado para transportar personas por las empinadas montañas antioqueñas.

El uso de la silleta se generalizó y con ésta la palabra silletero se acuñó a quienes se dedicaban a la venta de flores por las calles empedradas de la Medellín de principios del siglo XX.

Deja un comentario