Una profe da clases a sus estudiantes sin Internet en los torniquetes de las estaciones del Metro

Sandra Ortiz, es profesora de la institución de educación rural Granjas Infantiles de Copacabana, ha implementado una forma muy especial de garantizar que los estudiantes que tengan dificultades para acceder a las clases virtuales durante la pandemia, no deserten.

La mayoría de los 160 alumnos de la escuela son beneficiarios del hogar Jesús Obrero en la Arquidiócesis de Medellín. La escuela les proporciona alojamiento, alimentación y estudios los días de semana, pero tras la suspensión de clases, unos 60 niños fueron puestas en cuarentena en el Hogar, y el resto se fueron a sus casas en Medellín, donde algunas personas no pueden acceder a Internet, ni usar una computadora.

Por lo tanto, la profesora decidió planificar una reunión en los torniquetes de la estación de Metro más cercana a las casas de estos estudiantes para brindarles orientación educativa y explicar las tareas.

Les lleva una guía del curso impresa y les proporciona instrucciones para los próximos 15 días Cuando el padre se prepara para recoger el paquete alimenticio”, agregó la maestra.

Deja una respuesta